Actualidad

¿QUÉ HACER CON LAS AGUJETAS?

QUÉ HACER CON LAS AGUJETAS

¿QUÉ HACER CON LAS AGUJETAS?

Las agujetas son una pequeña lesión que se produce por la falta de adaptación de nuestros músculos al ejercicio físico.

Antiguamente se pensaba que este dolor tan desagradable era causado por la cristalización del ácido láctico que se acumulaba en nuestras fibras musculares.

En la actualidad sabemos con certeza que las agujetas responden al cúmulo de metabolitos producidos por un daño en nuestras fibras musculares, por tanto, remedios caseros como el agua y azúcar no tienen ningún sentido a la hora de mitigar este proceso inflamatorio. 

¿Existe remedio para las agujetas?

Cuando realizamos un entrenamiento intenso o a ciertos movimientos a los que nuestro cuerpo no esta adaptado, es muy probable que se produzca cierto daño muscular. Sin embargo, sí que podemos adoptar ciertas medidas para reducir la intensidad del daño ocasionado, así como mitigar su consecuente dolor.

  • Calentamiento:

    Aumentar la temperatura muscular antes de la actividad física con repeticiones del mismo movimiento a realizar pero en una menor intensidad ayudará al músculo a ganar viscosidad y movilidad, reduciendo el daño muscular en sus movimientos posteriores como refleja este estudio.

    Por otro lado, diversos estudios demuestran que los estiramientos después del entrenamiento NO benefician el proceso de agujetas e incluso podrían agravar el daño muscular.

  • Baños de agua fría:

    Debido a que las agujetas son un proceso inflamatorio, baños de agua fría y contrastes de frío y calor sobre las zonas del cuerpo más sensibles al daño muscular (como podrían ser las piernas) reducen su inflamación y ayudan a mitigar el dolor post entrenamiento como explican estos artículos.

  • Masajes:

    Al aplicar masajes sobre las zonas afectadas se aumenta el riego sanguíneo y con ello el drenaje de los metabolitos acumulados, especialmente en las zonas de las fascias donde el riego sanguíneo es menor. Diversos artículos reflejan que es eficaz pero poco duradero.

    Si no podemos permitirnos acudir a un especialista, los rodillos de foam son una gran alternativa para reducir el proceso inflamatorio.

  • Suplementación:

    No existe una bebida milagrosa que haga desaparecer el dolor de las agujetas. No obstante, para reponernos de estas pequeñas lesiones será clave la presencia de proteínas en nuestra dieta (especialmente después de entrenar) que posibiliten una adecuada regeneración muscular, tal como describe esta síntesis de estudios.

    También se ha demostrado que el consumo de cafeína una hora antes del ejercicio físico reduce la aparición de los síntomas de las agujetas como refleja este interesante artículo.

¿Debemos tomar antiinflamatorios para las agujetas?

Como ya hemos comentado, las agujetas son, en gran medida, un proceso inflamatorio que se producen a consecuencia de los pequeños daños en nuestras fibras musculares.

Ocurre que tras reponernos de forma natural a este proceso, se produce una regeneración muscular por encima de los valores iniciales así como una mayor adaptación al ejercicio físico.

La ingesta de fármacos antinflamatorios conseguirán mitigar ese proceso inflamatorio pero su consumo frecuente reducirá esa capacidad de adaptación de nuestros músculos al entrenamiento y con ello un déficit en nuestro desarrollo muscular.

Por otra parte, ciertos estudios apuntan a que el ibuprofeno no parece tener efecto en el proceso inflamatorio de las agujetas.

POR IR RESUMIENDO:

Las agujetas son un proceso natural que forma parte de la adaptación de nuestros músculos al proceso de entrenamiento.

Para reducir su dolor podemos:

  • Calentar nuestros músculos bien antes del entrenamiento.
  • Consumir cafeína antes del entrenamiento y proteína después del mismo.
  • Masajear y aplicar baños de contrastes de frío y calor sobre las zonas más afectadas.
  • No abusar de los antinflamatorios.

 

 

El dolor de hoy será tu fuerza de mañana.

 

Pablo Leante Castellanos. One2one